Cómo hacer rentables los menús de un restaurante

“Es la hora del descanso en tu oficina, hoy es el día que tus compañeros te han propuesto comer en un sitio que tiene un menú económico.”

“Estás de viaje con el coche y hasta llegar al punto de destino aún quedan unas horas y decides parar para comer algo.”

“Tienes visita inesperada y no tenías listo nada para comer, pero conoces un restaurante con un menú diario muy bueno.”

Estos son unos pocos ejemplos de situaciones que se viven a diario, es por esta razón por la que una gran mayoría de hosteleros deciden apostar por elaborar menús del día para sus negocios.

La cultura del bar y del restaurante está muy arraigada en nuestro país, salimos a tomar cañas, a tapear, a tomar un pica pica, etc… Por esta razón no nos sorprende salir a comer entre semana a un local que ofrezca un buen producto a un precio razonable.

Los menús del día son una herramienta que puede potenciar tu negocio pero hay que hilar muy fino para que en relación calidad y precio, tanto para el cliente como para el hostelero, salga rentable. Por esta razón queremos profundizar un poco más sobre los menús del día y qué factores debes tener en cuenta a la hora de elaborarlos.

 

Ventajas de los menús del día

 

Platos a partir de platos: La elaboración de platos que favorezcan su reutilización es un buen método de aumentar el rendimiento económico de los mismos, es decir, si un martes haces cocido, el miércoles puedes ofrecer ropa vieja o croquetas. El caldo restante usarlo como preparación para nuevos platos que requieran de un potenciador de sabor como un arroz al horno o consomé, etc.

Atractivos a la vista, elaborar menús del día tiene la misma obligación de estar bien presentado que un plato de carta. Es por esta razón que si un menú del día lo presentas con un emplatado y diseño elaborado, ofreces un valor añadido que aumentará la demanda sobre ese plato.

Menús del día con stock permanente, es decir, tener productos frescos que se elaboren en el momento y que permitan la conservación para días posteriores. Un ejemplo claro son las carnes a la brasa de los restaurantes de carretera.

Siempre aprovechar las partes de los alimentos que no se pueden presentar en los platos de la carta, para así elaborar platos que encajen económicamente hablando, en el menú diario del restaurante. Un ejemplo sería despiezar los pollos y reservar las pechugas, muslos y contramuslos para platos más elaborados y la carcasa, alas, etc… utilizarlas para el menú del día ofreciendo caldos, frituras o salsas de acompañamiento.

 

 

 

Factores a tener en cuenta para elaborar menús del día

 

El público objetivo

Conocer al cliente habitual y a los clientes potenciales de los alrededores te permitirá optimizar tus menús para que sean más atractivos a dichos perfiles. Por ejemplo, saber si tienes otro tipo de negocios donde los trabajadores realicen horarios continuos y que les obligue a comer fuera de casa, qué oferta gastronómica de menú se ofrece cerca del tuyo para diseñar una alternativa mucho más atractiva.

 

Las previsiones de venta

Menos es más, si eres un neófito o nunca has realizado menús diarios en tu restaurante es mejor que empieces por elaboraciones económicas y de fácil reposición y ofrezcas un plato estrella que despunte hasta fin de existencias, esto te ayudará a tener una perspectiva, con el paso de los meses, mucho más amplia y podrás ajustar mejor los menús en próximas estaciones.

 

La eficiencia de producción (horas de los trabajadores)

Uno de los factores que más encarecen cualquier producto es el factor humano. Es por esta razón por la que para ser competitivo, a nivel económico con un menú diario, debes hilar lo más fino posible para amortizar esta inversión. Utilizar distintos elementos de la cocina especializados en un tipo de elaboración evitará saturar en las horas del servicio zonas que requieran estar disponibles para elaborar platos de carta. En este caso, contar con sartenes basculantes, cuece pastas, hornos exclusivamente para los menús del día, etc… hará que los elementos comunes como los fogones estén disponibles en cualquier momento del servicio. 

 

Menús del día estacionales

Un valor añadido, tanto económicamente como socialmente, es utilizar productos de temporada. Garantizando así, que los precios sean más bajos y los clientes disfruten de las nuevas opciones que tengan en el menú. Tener platos estrella, que durante cierto período del año no estén disponibles, es una forma de aumentar el valor de los mismo y garantizar cierta exclusividad a los clientes.

Este recurso es muy útil si se sabe utilizar de forma adecuada como hemos visto en párrafos anteriores. ¿Has elaborado menús del día? ¿Crees que falta alguna recomendación? Cuéntanos tus experiencias y consulta alguna de las recetas que tenemos en nuestro blog. Te pueden ayudar como inspiración.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Avda Fuenlabrada 12
28970 Humanes de Madrid
Tel: +34 91 604 82 44
Fax: +34 91 604 81 78
info@repagas.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar