Restaurantes pop-up: una nueva experiencia culinaria

El sector de la gastronomía siempre ha buscado proporcionar nuevas experiencias a los comensales y no podemos dejar en el tintero lo que hoy nos atañe. En este artículo hablaremos sobre la exclusividad, vamos a ello.

 

¿Qué es un restaurante pop-up?

El restaurante pop-up es un concepto cuya premisa es estar un período determinado, ya sean horas, días, semanas o meses, en un lugar determinado. Suelen encontrarse en lugares tan dispares como una casa, una fábrica o en festivales de cualquier ámbito. Es por eso, por lo que un restaurante pop-up destaca en los siguientes aspectos:

 

  • Exclusividad, bien sea por tiempo o lugar.
  • Clandestino, de difícil acceso si no es por fuentes poco frecuentes.
  • Gourmet, ofreciendo una carta cerrada.
  • Experiencia única, sentir que es un momento especial.

 

 

El origen de los restaurantes pop-up

Este tipo de restaurantes no es una invención, ni siquiera del siglo en el que estamos. Como podemos observar, con las características que hemos citado anteriormente,  un foodtruck cumple con esas cualidades perfectamente, los puestos de comida callejera también y que un chef, venga a tu casa a cocinar es un servicio que se ha prestado desde hace siglos. Bien, como las cosas tenemos que identificarlas de algún modo, vamos a decir que desde el siglo XXI, países como Gran Bretaña, Cuba, Estados Unidos, etc. han utilizado este método para transformar locales de forma temporal en un restaurante pop-up.

 

Las redes sociales y los restaurantes pop-up son sinérgicos ya que permiten una mayor difusión sin perder ese toque de exclusividad consiguiendo así un aforo completo y garantizando el éxito del proyecto. Es gracias a esta sinergia por la que desde que tenemos un smartphone en nuestras manos, contamos con la posibilidad de localizar más fácilmente estas experiencias culinarias únicas,que chefs de todo el mundo nos proponen en su restaurante pop-up.

 

 

La capacidad de proyección de los restaurantes pop-up

Como hemos citado en el párrafo anterior, son chefs los que preparan estos eventos exclusivos, suelen ser perfiles con la confianza suficiente como para poner su nombre en el evento. Aunque puede ser un grupo el que lo organice o sea partícipe  ya que así su amplificación será mayor.

Este tipo de restaurantes ofrecen una serie de ventajas para estos chefs que de otra forma serían mucho más difíciles de conseguir:

 

 Imagen de marca

Dar exclusividad a la cocina de un chef es una manera de aumentar su imagen de marca, por eso el elaborar un proyecto de un restaurante pop-up es una buena forma de trabajar sobre ella.

 

Baja inversión económica

Los restaurantes pop-up permiten crear alianzas entre el chef que desea elaborar su proyecto y el restaurante al que se lo propone, obteniendo ambas partes un beneficio, por un lado económico y por otro lado de visibilidad.

 

Ser una demo para un futuro proyecto

Si no existe capital inicial, pero la idea del proyecto del restaurante pop-up es buena, invitar a inversores para que vivan la experiencia de cerca es una opción para muchos chefs que están empezando.

 

 

¿Cuál es el perfil del cliente de un restaurante pop-up?

Esta es una de las preguntas clave para este concepto. Si tenemos en cuenta que la sinergia de las redes sociales con este tipo de restaurantes genera la combinación perfecta, podremos conquistar los corazones de las nuevas generaciones.

 

El perfil foodie es el principal cliente para este tipo de restaurantes, un cliente que disfruta de las experiencias culinarias y que está abierto a nuevos sabores, presentaciones, conceptos culinarios, etc. Y potencian esas experiencias.

 

Unidos estos dos elementos podemos garantizar con éxito la gira del chef por los lugares que decida desarrollar su restaurante pop-up.

 

 

Logística, ¿cómo se puede poner en marcha un restaurante pop-up?

Ahora que ya conocemos sobre qué premisas trabaja un restaurante pop-up podemos analizar varios factores que juegan un papel fundamental a la hora de desarrollar un proyecto de este estilo.

 

La carta debe ser cerrada: menú degustación

Los asistentes a esta experiencia buscan disfrutar y que les guíes sobre lo que el chef propone, esta parte es la más parecida a los restaurantes de alta cocina donde se realiza un menú degustación normalmente maridado y con un “hilo conductor” común a todos los comensales.

 

Acceso a agua y luz

Eso como mínimo, si tenemos acceso a gas sería perfecto. El impacto de montar un restaurante pop-up en una antigua fábrica de ladrillos o en una casa de hace 200 años está muy bien y forma parte de esta experiencia, pero debemos tener los pies en la tierra y si pretendemos realizar un restaurante pop-up durante un período largo de tiempo es mejor que tengamos garantizado estos dos recursos en la propia instalación.

 

Los carros calientes y hornos combinados son tus mejores aliados

Dependiendo de cómo desarrolles el restaurante pop-up necesitarás una maquinaria de cocina u otra, pero lo que en la mayoría de los casos será necesario es contar con un carro caliente que poder transportar de un lado a otro durante el transcurso del proyecto. Te dejamos un enlace a un artículo sobre los carros calientes por si tienes dudas de qué tamaño elegir, qué tipo y qué características deber tener.   En la mayoría de los restaurantes donde elabores este tipo de proyectos no contarán con uno de estos y te dará más de un quebradero de cabeza, tanto en organizar la carta como en las limitaciones que estos te darán. Si parte de la producción la traemos desde una “cocina central” los hornos combinados serán tus mejores aliados para las labores de regeneración y puesta en marcha.

 

Zona de frío asegurada

Los alimentos hay que conservarlos hasta el día o días del evento, es por eso por lo que necesitamos contar con una zona de almacenaje frío y de congelación para facilitar esta tarea. Esta parte suele ser fácil si trabajamos con restaurantes ya montados que quieren aportar al evento algo distinto para sus comensales, de no ser así garantiza unos arcones que cubran el volumen que necesitas.

 

Reservas de antemano

Buscar la forma de conseguir el aforo días antes del evento te facilitará mucho las cosas en cuanto a los requisitos del suministro. No obstante, planifica sobre el aforo máximo que puedes abarcar, bien sea por espacio, producción o límite de personal. Utiliza las redes sociales para esta finalidad y así garantizar el máximo aforo posible, te dejamos un enlace sobre el artículo de redes sociales para restaurantes para que conozcas de forma resumida las posibilidades que existen dentro del mundo de la hostelería.

 

Focaliza tu inversión

El menaje o el attrezzo del restaurante pop-up viene y va, puede funcionar o no, es por esta razón por la que es preferible alquilar todos estos elementos si tus propuestas cambian en cada nuevo restaurante pop-up. Lo que tarde o temprano necesitarás es maquinaria de hostelería.

Sea el motivo que sea por el que se realiza un restaurante pop-up, el alquiler de maquinaria de cocina a largo plazo suele ser más costoso. Tarde o temprano si el concepto de restaurante pop-up funciona querrás realizarlo de forma permanente y si ya cuentas con maquinaria, ese gasto ya lo tienes sufragado.

Si por el contrario decides solamente realizar restaurantes pop-up, tus clientes serán cada vez más exigentes y el entorno jugará un factor importante. Dicho lo cual, deberás movilizarte a lugares con menos maquinaria y  alquilar lo que necesites para cumplir tu propuesta gastronómica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Avda Fuenlabrada 12
28970 Humanes de Madrid
Tel: +34 91 604 82 44
Fax: +34 91 604 81 78
info@repagas.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar