Denominación de origen: Vinos

El vino es, sin duda, la estrella cuando vamos de viaje gastronómico y es que, a todas luces, es uno de los productos que más representan el maridaje de nuestro país. La enología es una disciplina muy profunda y entender el resultado de los profesionales que se dedican a ella. Nuestro cometido de hoy es realizar un breve resumen de la denominación de origen con la que cuenta cada región de nuestro país. 

 

Distintas categorías para la denominación de origen

 

Para todo el territorio nacional tenemos un total de:

  • 41 IGP (Indicaciones Geográficas protegidas)
  • 67 vinos DOP (Denominación de Origen Protegida)
  • 2 vinos DOCa (Denominación de Origen de Calidad)
  • 14 vinos VP (Vinos de Pago)
  • 7 vinos VC (Vinos de Calidad)

 

Indicaciones geográficas protegidas: son denominaciones de las cuales al menos el 85% de las uvas proceden exclusivamente de la zona geográfica, pueden ser Vitis vinífera u otras, y su elaboración tiene lugar en el área geográfica, pero no obligatoriamente todo su proceso de elaboración. En estas indicaciones geográficas protegidas existe una subcategoría: 

 

Vinos de mesa con derecho a la mención tradicional “Vinos de la Tierra” (VT): Estos vinos provienen de ciertas zonas de España donde son perfectamente identificables las características de su elaboración de forma local cumpliendo los estándares de calidad organolépticos de la región.

 

Existen 41 indicaciones geográficas repartidas por toda España: 

 

  • Andalucía es la más extensa en este aspecto contando con 16 en total: Altiplano de Sierra Nevada, Bailén, Cádiz, Córdoba, Cumbres del Guadalfeo, Desierto de Almería, Laderas del Genil, Laujar-Alpujarra, Los Palacios, Norte de Almería, Ribera del Andarax, Sierra Norte de Sevilla, Sierra Sur de Jaén, Estancias y los Filambres, Torreperogil y Villaviciosa de Córdoba.
  • En las Islas Baleares contamos con 6 IGP: Ibiza, Formentera, Mallorca, Menorca, Illes Balears y Serra de Tramuntana-Costa Nord.
  • Aragón tiene 5 IGP: Bajo Aragón, Ribera del Gállego-Cinco Villas, Ribera del Jiloca, Valdejalón y Valle del Cinca.
  • Cantabria cuenta con 2 IGP: Costa de Cantabria y Liébana.
  • Galicia tiene un total de 2 IGP: Betanzos, Barbanza e Iria y Val do Miño-Ourense.
  • Y con solo una IGP contamos varias comunidades autónomas: Castilla y León (Castilla y León), Castilla-La Mancha (Castilla), Comunidad Valenciana (Castelló), Navarra (3 Riberas), Extremadura (Extremadura), La Rioja (Valles de Sadacia) y Región de Murcia (Campo de Cartagena y Murcia).

 

 

 

Denominación de origen: sus características principales son que, el 100% de las uvas se obtienen de variedades vínicas pertenecientes a Vitis vinífera, tienen que proceder exclusivamente de la zona geográfica de producción y su elaboración debe tener lugar dentro de esa zona. Esta es la categoría más alta a la que aspiran la mayoría de los vinos de nuestra tierra, sin embargo, existe una categoría superior llamada denominación de origen de calidad (DOCa), la cual hemos mencionado antes y solo existen dos actualmente:

 

  • D.O.Ca Rioja 
  • D.O.Ca. Priorat

 

Existen un total de 69 denominaciones de origen y es una lista muy extensa, en el mapa de arriba os facilitamos la información, aun así, vamos a ver cuáles son las denominaciones de origen que más cuota de mercado abarcan:

 

37,6% Rioja (La Rioja, País Vasco, Navarra, Castilla y León)

9% Ribera del Duero (Castilla y León)

9% Valdepeñas (Castilla-La Mancha)

7,7% Rueda (Castilla y León)

5,2% Navarra (Navarra)

4,4% La Mancha (Castilla-La Mancha)

3,2% Penedès (Cataluña)

2,7% Cariñena (Aragón)

2,6% Rías Baixas (Galicia)

2,3% Ribeiro (Galicia)

 

Los vinos de pago obtienen esta denominación de origen cuando en una finca o terreno concreto existe un microclima particular y una composición del terreno específica que la diferencian y distinguen de otras zonas de su entorno.

 

Los vinos de calidad son aquellos que son producidos y elaborados en una región específica con la uva procedente de la misma cuya calidad, reputación o características se deben al medio geográfico o al factor humano tanto en su producción, elaboración y envejecimiento.

 

¿Cómo se obtiene la certificación de denominación de origen?

 

La mayor ventaja de obtener un certificado de denominación de origen es la protección y exclusividad productiva de un tipo de vino en una región concreta, esto facilita al consumidor asociar una marca con este sello garantizando un control en la calidad del vino.

 

Es el Consejo Regulador, el órgano encargado de aplicar los reglamentos y normas de calidad para una denominación de origen, además, en caso de conflicto, defender sus intereses económicos y sociales. Cada denominación de origen tiene su propio consejo regulador.

 

Esta pequeña introducción a las denominaciones de origen de los vinos no es más que el reflejo de un trabajo de especialización de los profesionales del sector que hacen accesible la comprensión de este producto. Esperamos que desde Repagas, a parte de ser especialistas en el diseño de cocinas industriales, podamos acercar otros factores que consideramos igual de importantes a la hora de gestionar un negocio de restauración. Si quieres profundizar en el maridaje de vinos, no dejes de leer nuestro artículo: Maridaje y sus claves: contraste y afinidad”. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar