Diseño de interiores y arquitectura para clientes

Garantizar una experiencia única para tus clientes es algo muy demandado por el sector de la restauración, no hay más que googlear guías en blogs de restaurantes donde aparecerán un montón de artículos como “Los 10 mejores restaurantes de tu ciudad”, “Restaurantes que tienes que visitar”,  “Los platos más exquisitos” y un sin fin de información que aunque todas puedan tener cierta relevancia suelen tener un factor en común, la experiencia única que los define y los hace resaltar sobre el resto.

 

Los clientes son seres humanos y el factor emocional cuenta

 

Muchas veces, al plantearnos el destacar sobre el resto de restaurantes con nuestra carta, nuestro diseño de interiores o simplemente la obsesión por establecer un modelo de negocio competitivo, nos olvidamos del factor humano que hace posible la cercanía con tu proyecto de restauración. Hay que concebir que los clientes cuentan con los cinco sentidos y que cada uno de ellos le aportará una experiencia diferente.
Conseguir que esos cinco sentidos trabajen al unísono y tengan una estrecha relación entre sí, es un arte que está a la altura de muy pocos.

 

No se si te suena el término de marketing sensorial, está estrechamente vinculado con la parte emocional del ser humano. Si te fijas, muchas veces entramos a un establecimiento porque nos gusta, porque huele bien, porque me han recomendado alguno de sus platos, etc…Esta disciplina es utilizada en muchos sectores que tal vez no puedan potenciar todos ellos, es por eso que el sector de la restauración tiene ventaja aplicando este tipo de disciplina de forma directa sobre los clientes aumentando así la experiencia final.

 

Pongamos un ejemplo para que quede un poco más claro todo este concepto: Decides abrir un steakhouse (un restaurante especializado en carnes, por lo general de vacuno).
Llegados a este punto, nos viene a la cabeza muchas preguntas, pero con cinco son más que suficientes en el correcto orden:

  1. ¿Qué verán los clientes?
  2. ¿Qué olerán los clientes?
  3. ¿Qué oirán los clientes?
  4. ¿Qué sentirán los clientes?
  5. ¿Qué probarán los clientes?

 

¿Qué verán los clientes?

Todos los elementos visuales que el cliente vea serán un punto de inflexión a través de sus ojos que le permita reafirmar y disfrutar visualmente de un entorno acorde con sus expectativas.

 

  • El mobiliario.
  • La carta.
  • Los carteles promocionales.
  • Complementos visuales (tv, proyectores…)
  • Distribución de la sala.
  • Uniformes de los trabajadores.
  • Decoración de interiores (cuadros, luces, pintura…)

 

Cada uno de estos elementos afectarán de manera positiva o negativa al cliente, por esta razón unificar el concepto visual es tan importante.

 

 

¿Qué olerán los clientes?

En este caso el sentido del olfato en nuestro sector juega un papel importante a la hora de crear experiencias innovadoras, por esta razón, el factor más importante es la comida, aun así no hay que olvidar que el aroma del establecimiento ha de estar acorde con lo visual. Por ejemplo, un lugar rústico, de madera que te traslade a la montaña con olores del carbón, la parrilla y las propia vegetación se puede conseguir unificar para que el cliente viva una experiencia al completo. En este ejemplo, una cocina a la vista con un buen horno de brasas aumentaría la experiencia sensorial del cliente.

 

 

¿Qué oirán los clientes?

Este, es un sentido al que pocos prestan atención y que define muy y mucho la comodidad del cliente. Aquí hay varios tipos de entornos que debemos tener en cuenta a la hora de diseñar nuestro local.

  •  Aislamiento de cocina.
  • Aislamiento del exterior.
  • Suficiente distancia entre mesas para privacidad.
  • Música.
  • Ruido ambiente con aforo máximo.

 

¿Qué sentirán los clientes?

Esta pregunta hace referencia al sentido del tacto y es que en nuestro caso, las posibilidades son increíblemente enormes. No solo hablamos del contacto directo con el entorno, la comida es un gran punto de inflexión para obligar a los clientes a experimentar con nuevas sensaciones. Comer con las manos, sentir distintas texturas a través del cubierto, etc.

 

¿Qué probarán los clientes?

Si el resto de preguntas se han respondido creando una armonía para deleitar a los clientes, este es nuestro punto fuerte y final para dejar un bonito recuerdo al cliente. Para este último paso el requisito del sector es estar a la altura de lo que se va a presentar, es por ello que para poder llegar a este punto es necesario contar con un buen equipamiento de cocina que te permita ejecutar a la perfección esta técnica de marketing.

 

La experiencia sensorial no lo es todo

Es cierto que con el marketing sensorial no cubrimos todos los campos y evidentemente la atención al cliente, los proveedores, el personal humano, contar con un buen diseño de cocina, un buen equipamiento son factores también muy importantes, pese a ello, la forma más eficiente de atraer clientes de forma indirecta es por las emociones que le proyectamos desde que ve el restaurante a una manzana de distancia hasta que se va con ganas de repetir.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Avda Fuenlabrada 12
28970 Humanes de Madrid
Tel: +34 91 604 82 44
Fax: +34 91 604 81 78
info@repagas.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar