Ingredientes

Ingredientes que se reinventan en la cocina

Cuando de gastronomía se trata, existen ingredientes, combinaciones y opciones clásicas que sin duda han perdurado en el tiempo. Sin embargo, los nuevos paradigmas y tendencias no dejan de impactar y generar cambios en la cocina. En consecuencia, surgen nuevas alternativas que logran transformar y reinventar ingredientes de toda la vida.

 

El mundo culinario se mantiene en constante renovación, aportando variedad a la mesa de sus, cada vez más exigentes, comensales. Pues, mientras algunos alimentos salen del foco, otros son rescatados del olvido, y otros tantos aparecen como grandes novedades, revolucionando las cocinas a nivel mundial.

 

Esto es muchas veces producto del auge de ideas en torno a la salud, la ecología y la nutrición. En cualquier caso, merece la pena animarse a jugar con diferentes platos, recetas e ingredientes, a través de la invención y la creatividad.

 

Panes para todos los gustos

 

El pan es sin duda un elemento tradicional de la mesa española, así como de otras tantas partes de Europa y el mundo. Este aporta importantes elementos a la dieta regular, tales como carbohidratos, vitamina B, magnesio, calcio y proteínas vegetales. Además, trabajando con materias primas de gran calidad, son una gran fuente de hidratos de carbono.

 

Recientemente, el pan ha logrado abrirse camino entre todas aquellas dietas que le marcaban como su principal enemigo. Al mismo tiempo, las personas van desarrollando gusto por el pan artesanal, alejándose del típico pan industrializado que cada vez encontramos en más y más establecimientos.

 

Esto, ha llevado a la reinvención del pan y sus ingredientes. El pan artesanal está en auge, lo que ha llevado a una gran cantidad de variedades. Estas son producto principalmente de creativos hornos industriales especializados y selectos restaurantes.

 

Así, en la actualidad, la producción de pan combina diferentes ingredientes para producir recetas únicas. Desde semillas de diferentes tipos, quesos, cereales, maíz, centeno e incluso tomate, por mencionar algunos.

 

Entre los panes más populares se encuentran el pan de centeno, multicereales, de chía, aceitunas e incluso de tocino y ajos. También surgen recetas más arriesgadas que incluyen ingredientes como cacao, miel, queso emmental, payés, soja y hasta vegetales. Estos son empleados a su vez tanto ingredientes como acompañante de todo tipo de recetas.

tendencias culinareas

Las sobras como ingredientes

 

Las sobras o restos, se han convertido en un ingrediente muy popular, gracias al alto grado de conciencia que se viene tomando sobre el consumo responsable. Así, en busca de estándares sostenibles, el uso de la comida que en otra época era desechada. Esto, con un poco de inventiva ha conseguido revolucionarse para crear nuevos y estupendos platos.

 

No obstante, este fenómeno no se detiene en el uso del pollo del día anterior para preparar una salsa o un rico aderezo. También abarca la utilización de partes animales y plantas que de manera tradicional no se consumían. Así como, de las pieles, tallos, hojas y semillas de las frutas y vegetales normalmente desechados y que ahora aportan aromas, sabores y nuevas presentaciones.

 

En este sentido la reinvención de la cocina, también hace uso de aquellas piezas o elementos no tan visuales. De acuerdo con los chef más activistas, la gastronomía no puede limitarse a productos naturales tan perfectos. 

 

Sal en los postres

 

La sal es el condimento más empleado, su presencia es indispensable en las cocinas de todo el mundo. No sólo aporta sabor a innumerables platos, también contribuye a importantes procesos vitales para nuestro organismo.

 

Aunque utilizada tradicionalmente en pastelería y repostería para dar, por ejemplo, elasticidad a las masas y potenciar el sabor, indudablemente su uso suele limitarse tradicionalmente a platos salados. Sin embargo, en tiempos recientes la repostería se ha hecho protagonista de la reinvención de la sal y la utilización de su registro sensorial en postres. Algunos chefs han sorprendido gratamente al mundo, creando una fuerte afición hacia este tipo de sabores con los que terminar sus comidas.

 

Indiscutiblemente, el sabor salado en algunos postres brinda una experiencia nueva en muchos paladares, cuanto más dentro de nuestra cultura. Es probablemente la novedad lo que ha ocasionado la popularidad de la sal en el mundo de los dulces más allá del uso tradicional como ingrediente estructural en masas.

 

En este sentido, el lado dulce de la gastronomía ha admitido todos los tipos de sal posible: sal común, marina, fina, gruesa o escamada, aunque el mercado cada vez ofrece más opciones. Todas se reinventan para ayudar a construir nuevos postres y recetas.

 

Esto ha inspirado a su vez el uso de otros condimentos como ingredientes de tartas y postres. Entre los cuales destacan la pimienta y algunos toques picantes.

 

La presencia de la sal en la panadería y repostería se manifiesta desde lo más simple, hasta las creaciones más elaboradas. Así, entre los postres más famosos que hacen gala de la sal y otros condimentos, destacan tartas y bombones que aportan sabores muy desconocidos.

 

También se encuentra una amplia variedad de cupcakes y masas, así como toppings de salmón, queso o aceitunas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Avda Fuenlabrada 12
28970 Humanes de Madrid
Tel: +34 91 604 82 44
Fax: +34 91 604 81 78
info@repagas.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar